Conéctate

Tinta Indeleble

Ruta o rutina ¿Cuál es la mejor elección?

Publicado

en

¡Feliz año nuevo! Ya está aquí el 2018 y con él se abre un abanico de posibilidades, oportunidades y nuevas experiencias. El pasado, pasado está y si estás leyendo estas líneas, considérate  afortunado de seguir en este camino que llamamos vida.

Propósitos, buenas intenciones, metas y objetivos están presentes al inicio de cada año, pero, ¿Qué estrategia podemos usar para no regresar a los círculos viciosos? Elige una ruta y no una rutina.  La diferencia entre ambas palabras es sutil, sin embargo te ayudará a entender porqué no has logrado bajar esos kilitos de más, cambiar de trabajo o irte de mochilazo por el mundo.

Mientras que la rutina se centra en adoptar un hábito sin que requiera tener que reflexionar o decidir, es decir, se convierte en un producto de la costumbre; la ruta es un camino predeterminado, conscientemente diseñado para llegar a un destino, es decir, que no sólo la meta cuenta sino la experiencia de haberlo andado.

Así pues, la rutina es útil cuando se usa para aquellas tareas que no requieran re inventarse cada vez. Contrario a la ruta, que nos permite ir descubriendo y experimentando mientras disfrutamos del entorno.

¿Cómo puede esto ayudarme a cumplir con una meta? Haré un ejemplo sencillo como hacer ejercicio: La rutina será útil para levantarse temprano y empezar el día haciendo ejercicio. Tener la ropa deportiva lista desde la noche anterior y preparar un “lunch” nutritivo antes de salir de casa será la costumbre que nos ayudará a desarrollar disciplina.

La ruta será la experiencia que elijamos tener al hacer ejercicio ya sea dentro de un gimnasio o al aire libre no lo conviertas en una rutina. Busca siempre nuevas cosas como integrarte a un grupo que practique lo mismo que tú o cambia de aires de vez en cuando. Convierte tu actividad en placer antes que obligación. No permitas que el día a día se vuelva por completo una rutina que llegue a marcar cada hora de tu día, más bien úsala a tu favor para desarrollar buenos hábitos. Lo demás está por escribirse.

Vida en equilibrio

Somos hijos de las crisis

Publicado

en

Estamos tan habituados a la palabra crisis que a estas alturas de la vida es difícil distinguir los efectos negativos y positivos que puede traer el vivir momentos complicados o situaciones que no estaban previstas.

Desde el ámbito económico pasando por lo social, la política, el comercio y hasta el clima, la humanidad  vive inmersa  en cambios cada vez más frecuentes y esto afecta querámoslo o no, a nuestra persona.

Nuestro instinto más primario es el de sobrevivencia, por eso, cuando sentimos que viene un momento difícil, lo primero que pensamos es cómo vamos a salir de esa situación, que estrategia debemos tomar y cuáles opciones tenemos para salir lo menos lastimados de cualquier obstáculo que se nos presente en el camino.

Lo primero que traemos a la mente es cubrir nuestras necesidades primarias y poco o nada pensamos en cómo sacar la mejor ventaja de un escenario no muy alentador.

Pero, ¿Qué tal si hacemos un esfuerzo por ver las oportunidades que trae consigo una crisis? ¿Qué tal si dejamos por un momento el estrés de la emergencia y la aprensión por lo económico?

Tal vez si abrimos nuestros ojos más allá de lo evidente podemos vislumbrar nuevos horizontes, otras luces aún dentro de la oscuridad que nos permitan enriquecer la experiencia vivida y nos coloquen en otro escalón lejos de la ansiedad y el estrés que produce encontrarnos frente a la expectativa de lo que pasará.

Aceptémoslo, somos hijos de las crisis y éstas son como un parto. Contracciones sí, pero después vienen la apertura. Nacemos entre lágrimas, unas de dolor y otras de emoción  por ver un nuevo comienzo y una nueva luz que nos guíe hacia nuevas experiencias.

Seguir leyendo

Vida en equilibrio

Fracasa lo antes posible

Publicado

en

Fracaso, una palabra fuerte que no puede tener sino una connotación negativa.

No puede uno tener un tropiezo en la vida porque de lo contrario el entorno te lo estará reclamando. Ten éxito, sé feliz, se bello, sé saludable es lo que vemos en los aparadores de la publicidad que nos empujan a ser personas felices, exitosas y triunfantes  en cada paso que damos.

Vivimos presionados por cumplir como personas saludables, atléticas, exitosas, sonrientes,  amigables con el medio ambiente, con parejas felices y un largo etcétera que se acumula con las nuevas tendencias que surgen cada vez más a menudo.

Momento. Hagamos una parada en este tren de la vida que va demasiado rápido para decirte algo: FRACASA LO ANTES POSIBLE.

Cuando el fracaso toca a tu puerta tenemos dos opciones: dejarlo entrar y ofrecerle un sillón para que se instale el tiempo que desee ó dejamos que pase, se tome un café en la sala y nos explique la lección que debemos aprender.  No tengas miedo de abrir esa puerta y aceptar que te has equivocado o que fallaste en algún aspecto de tu vida. Lo importante es que le invites ese café y dejes que muestre en qué la regaste para poder aprender de la experiencia, por muy amarga que pueda ser.

Fracasar es darte cuenta de qué camino no seguir y eso te abre los ojos hacia el camino que sí debes elegir. Fracasar es sólo un resultado adverso e inesperado ante una situación que se pensaba resultaría de forma contraria. No te define como persona ni define toda tu vida. Por el contrario, asegúrate de intentarlo las veces que sean necesarias hasta obtener el resultado deseado, de lo contrario, estarías fallándote a ti mismo  y eso sí que sería un fracaso.

Seguir leyendo

Código Político

Código Político: Seguridad, economía y elecciones en el 2018

Publicado

en

Por Juan Gómez
Director general de Pórtico Online

La violencia que no cesa en el país y particularmente en Zacatecas pone de relieve en el primer lugar, al tema de la seguridad, no solo como slogan de las campañas electorales que tendrán verificativo este año, sino como una demanda social y exigencia ciudadana, ante la incapacidad del Estado mexicano para garantizarla.

En Zacatecas la primera semana del año inició con un reguero de víctimas entre los que destacan mujeres, mandos policíacos y una menor de edad, mientras que algunas autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, realizan más conferencia de prensa y abren carpetas de investigación, pero no muestran resultados en la política de contención de este tipo de delitos dolosos que marcaron al estado con el índice más alto en su historia.

La incidencia del delito en Zacatecas se agravó de manera exponencial y prácticamente, concluyó el año como la sexta entidad federativa con mayor incidencia en homicidios dolosos.

De acuerdo a las cifras publicadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo) el estado de Zacatecas registró hasta el mes de noviembre de 2017, una tasa de 32.87 muertes intencionales por cada 100 mil habitantes, en tanto que la media nacional fue de 22 asesinatos dolosos por cada 100 mil habitantes en ese período.

Pero el año comenzó con delitos de alto impacto, con ejecuciones de mando policíaco en Guadalupe y en crímenes en Fresnillo. En este último municipio se registró el daño colateral en una pequeña de tan solo tres años de edad.

Y aunque el gobierno estatal desplegó el año pasado una campaña mediática de prevención del delito, hasta el momento no se registran resultados positivos y menos aún, acciones de contención que frenen esta ola de violencia que envuelve a la sociedad zacatecana.

Desde la llegada del gobernador priista Alejandro Tello Cristerna en el 2016 los crímenes han ido a la alza, sin que hasta el momento se disminuya sustancialmente este fenómeno, lo que obligó al mandatario estatal a comprometer en que el presente, será el año en el que la prioridad de su administración será la seguridad y el empleo.

El pasado sábado 16 de diciembre de 2017 la 62 legislatura aprobó por unanimidad la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia del estado de Zacatecas, lo que transforma a la actual Procuraduría en Fiscalía General, acción de transformación del marco jurídico pero que no avizora cambios sustanciales inmediatos en la impartición de justicia y menos aún, en la investigación del delito.

Durante el presente año, por cierto, la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno estatal ejercerá un presupuesto de 1 mil 42 millones de pesos, con lo que se esperan mejores resultados en la materia.

Pero la economía zacatecana no atraviesa por un buen momento. La situación de “asfixia” financiera en la que la postró el ex mandatario estatal, Miguel Alonso Reyes, ha complicado la conducción financiera del estado y frenado el desarrollo de la economía local.

En ese contexto el año pasado ante el impedimento de solicitar un empréstito a la banca comercial, el gobernador Tello Cristerna planteó al congreso del estado, la solicitud de nuevas figuras impositivas en materia de ecología a empresas mineras y a la cervecera; de infraestructura al contribuyente e incrementó el impuesto a la nómina y el de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Mientras que en el 2017 el paquete de Ingresos aprobado por el congreso fue de 35 mil millones de pesos, el del presente año fue de solo 30 mil 463 millones de pesos, integrado de manera más realista, sin la expectativa del Impuesto de Remediación Ambiental que se proyectó, pero que fue controvertido por la presidencia de la republica el año pasado.

Aunado a lo anterior los incrementos en energéticos como gasolinas y gas doméstico ya repercuten en las economías de los zacatecanos, pues el alza en tortillas y otros productos básicos ha sido inmediata.

Será un año difícil el 2018 en materia económica pero lo político y social no están exentos de complicaciones, como se puso de manifiesto durante los trabajos de intervención del Centro Histórico ordenados por el ayuntamiento de Zacatecas, y que fueron bloqueados por los comerciantes, al considerar que la medida, como estaba proyectada inicialmente, afectaba a la actividad económica en esa zona, sobre todo en temporada alta de turismo.

La anterior no es la primera decisión polémica que se toma en el cabildo capitalino, habría que recordar el proyecto de destrucción del rastro municipal y construcción de un estacionamiento en la central de abastos, cuya obra ya había sido licitada por la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) pero sin la aprobación del ayuntamiento de Zacatecas, lo que además de ser una invasión a la autonomía municipal, se encontró también con la oposición del gremio de los tablajeros.

Estas decisiones, quizá necesarias pero que no han sido consensadas adecuadamente con los gremios afectados, catapultan el cuestionamiento a la autoridad municipal y la someten a un severo proceso de desgaste en un año electoral.

Habría que recordar en este contexto que en el proceso electoral estatal del 2016, la capital del estado fue conquistada por el Movimiento de Regeneración Nacional, triunfo impugnado por el PRI y arrebatado a aquel partido político, por lo que en la reposición de la elección por parte del  Trife, el tricolor obtuvo una estrecha victoria gracias a que Morena no participó.

Es por ello que la capital zacatecana representa en estos momentos un alto riesgo para el priismo gobernante, y una gran oportunidad electoral para la oposición, lo que no conviene a la actual administración que tendrá un año político muy complicado en el cual, por primera vez en su historia, registrará comicios concurrentes.

El gobernador Alejandro Tello estará muy ocupado en el presente año puesto que además de meterse al cien por ciento para frenar o contener los hechos de impacto que agreden a la sociedad, pero que además afectan al estado que gobierna, deberá no descuidar el aspecto financiero y menos aún el político, en donde el ex gobernador Miguel Alonso Reyes le sigue metiendo ruido en su afán por pretender mantener una influencia política en el estado y obtener una candidatura por el senado de la república.

El mandatario estatal tendrá que exigir mejores resultados a su equipo de trabajo, mantener la disciplina financiera y fortalecer el control político en los próximos días, lo que será la base que le de viabilidad a su quinquenio.

Al tiempo.

Seguir leyendo

Trending