Conéctate

Migrantes zacatecanos salvan economía

con remesas

EXPEDIENTE ABIERTO

Zacatecas estaría perdida sin las remesas.

El trabajo de los paisanos en Estados Unidos prácticamente ha salvado a la economía local.

Por Paola de Loera.

Las remesas crecieron 14% al pasar de 878 millones de dólares en 2015 a 947 en 2016, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

En moneda mexicana pasaron de 12 mil a 16 mil millones de pesos al tipo de cambio de esos años.

Al mismo tiempo, el PIB estatal cayó 0.2% anual en 2016. Sin los envíos de dinero la producción de bienes y servicios estatal hubiera caído aun más, hasta 10% anual ese año.

Los datos no revelan una novedad, solo dimensionan las proporciones de una realidad conocida: la dependencia de la economía zacatecana a las remesas y el trabajo de la gente que expulsa por falta de oportunidades.

En 2015 el PIB estatal hubiera caído 6% si se descuentan los 12 mil 185 millones de pesos que llegaron por remesas, en lugar de crecer 1.7% anual como sucedió.

El dinero que envían los zacatecanos que trabajan en el extranjero es como oxígeno puro para la economía local, pues se transforma en consumo de materiales de construcción, abarrotes, electrodomésticos, entre otros.

11% de las viviendas en Zacatecas reciben remesas, es decir, alrededor de 32 mil 700. A nivel nacional es la entidad con el mayor porcentaje de hogares que reciben remesas o con integrantes que tienen alguna actividad migratoria de acuerdo con el Anuario de migración y remesas México 2017 publicado por Bancomer research y la Secretaria de Gobernación en junio 2017.

En cuatro años la economía del estado casi duplicó su dependencia a los envíos de dinero de los paisanos en Estados Unidos.

Los 16 mil 400 millones de pesos que inyectaron las remesas a la economía del estado en 2016 representaron el 10% de su producción anual de bienes y servicios -Producto Interno Bruto (PIB)- que sumó 157 mil 897 millones de pesos ese año.

Cinco años atrás, en 2013, la remesas representaban tan solo 5.5% del PIB del estado de acuerdo con datos de Banxico y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La mayor dependencia se explica básicamente por una considerable depreciación del peso frente al dólar a niveles no vistos en 25 años.

En cinco años la moneda nacional se depreció 48%, pasó de un promedio anual de 12.7 pesos por dólar en 2013 a 18.9 pesos por dólar en 2016.

Con dólares intercambiables por una mayor cantidad de pesos los migrantes suelen hacer envíos con mayor frecuencia, aunque no necesariamente en mayores cantidades, explica The Dialogue, un centro de análisis de políticas públicas en Washington, Estados Unidos.

Y así sucedió, mientras que el número de envíos de remesas a nivel nacional creció 8% al pasar de 84.7 millones en 2015 a 91.5 millones en 2016, el promedio de dólares por cada envío solo se incrementó ligeramente de 292 dólares por transferencia a 295, revelan los datos de Banxico.

Referencias

Remesas por entidad federativa, Sistema de Información Económica, Banco de México, consultado el 16 de marzo de 2018.

http://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadroAnalitico&idCuadro=CA79&sector=1&locale=es

Producto Interno Bruto por entidad federativa, valores a precios constantes de 2013, Inegi, consultado el 16 de marzo de 2018.

http://www.inegi.org.mx/sistemas/bie/?idserPadre=10200043002000200070

Anuario de migración y remesas México 2017, Bancomer research y Secretaria de Gobernación, junio 2017.

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/250390/Anuario_Migracion_y_Remesas_2017.pdf

Producto Interno Bruto por Entidad Federativa 2016, Inegi, diciembre de 2017.

http://www.indetec.gob.mx/2015/wp-content/uploads/e-Financiero/351/Evolucion/BoletinNo351_3.pdf