Conéctate

La mirada y la palabra

La mirada y la palabra: La corrupción y la voluntad política

Redacción

Publicado

en

La corrupción en México se ha disparado de manera desproporcional debido a la falta de voluntad política del presidente de la República para castigarla y frenarla, así como de los gobernadores que se han convertido en una especie de “virreyes” o señores feudales.

Tan solo en el año 2015 de acuerdo a especialistas la corrupción costó a los mexicanos 906 mil millones de pesos, en tanto que el año pasado rebasó sustancialmente los mil millones de pesos.
Para algunos especialistas la corrupción representa el 10 por ciento del Producto Interno Bruto del país, y de acuerdo al reciente estudio del INEGI, las causas más sensibles para cometer actos de corrupción son: agilizar trámites, evitar multas o sanciones y obtener licencias o permisos.

En la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto los actos de corrupción en los estados del país, se potenciaron de una manera preocupante, y aunque algunos ex gobernadores han sido señalados por una autoridad judicial en México, ninguno ha recibido una sanción ejemplar que sea proporcional a los delitos cometidos.

Es por ello que la percepción ciudadana tiene bastantes elementos para pensar y creer que a los corruptos no se les hace nada y que a los asesinos y secuestradores se les deja libres, en parte por la protección gubernamental que se justifica en el multi cuestionado sistema de justicia penal.

En Zacatecas sucede lo mismo que en el país, la quiebra financiera y el irresponsable endeudamiento en el que se dejó al estado, no ha tenido siquiera una investigación o denuncia ante las instancias federales o estatales, por parte de la administración en turno.

Las denuncias han provenido por personajes que militan en un partido de oposición o que fueron candidatos perdedores en el pasado proceso electoral. Esta condición ha hecho que se desestimen sus demandas ante las instancias judiciales estatales y federales.

En reciente entrevista con Pórtico Online la secretaria de la Función Pública, Paula Rey Ortiz Medina, ni siquiera quiso proporcionar los nombres de los ocho ex funcionarios públicos que fueron notificados de una inhabilitación para trabajar en la administración pública, a los cuales, por cierto, no se les han impuesto sanciones resarcitorias.

Todos guardan silencio, el gobierno del estado, el congreso y los partidos políticos, porque algo hay de complicidad entre las irregularidades y saqueos que se hicieron durante el gobierno pasado.

¿Hasta cuándo habrá voluntad política del presidente o de algún gobernador para castigar a los corruptos?

Seguramente cuando la sociedad haga valer su fuerza electoral y su determinación por tener gobiernos honestos, transparentes y no simuladores con piel de oveja.

La agudeza informativa que usted merece para estar bien informado. Escúchenos en 89.9FM XEPC @Sonido_Estrella #Zacatecas. Visítenos en http://porticoonline.mx

La mirada y la palabra

La mirada y la palabra: El uso de la PGR y la debilidad institucional

Redacción

Publicado

en

La frase que se le atribuye al presidente Benito Juárez que dice: “A los amigos, justicia y gracia…A los enemigos, la Ley”, cobra fuerza en estos días y no precisamente por la aplicación de la Ley a secas, sino por la manipulación que de la ley y la justicia se ha hecho en nuestro país.

La ley se tuerce o se retrasa, se aplica o no, según el interés supremo de quien tiene el poder.

Este poder puede estar acunado no solamente en el presidente de la república, sino en otro poder, el Judicial. Pero si vamos en orden descendente puede tenerlo un juez, un abogado influyente, un secretario de actas, un Ministerio Público u otros personajes menos relevantes en la escala del poder público.

El fin de semana pasado un grupo destacados de intelectuales demandaron al presidente Enrique Peña Nieto que “Si hay pruebas contundentes sobre la responsabilidad legal de Ricardo Anaya exhortamos a que la autoridad ministerial proceda en consencuencia. De lo contrario el uso de la Procuraduría General de la República para perseguir a un líder de oposición, pone a México junto a países con regímenes autoritarios y democracias totalmente disfuncionales”.

El breve pero contundente texto publicado en la revista Nexos destaca que “México es una democracia joven con instituciones débiles. El uso del Ministerio Público Federal para perjudicar al candidato presidencial del Frente por México, Ricardo Anaya, erosiona añun más a las instituciones que encarnan la autoridad del Estado mexicano”.

El uso discrecional, unipersonal y dependiente de la Procuraduría General de la República y de las procuradurías estatales, ha debilitado la estructura de impartición de justicia y el combate no solo a la criminalidad, sino a otro tipo de delitos el daño patrimonial.

Mientras se persigue a un político y aquí también habría que recordar el pretendido desafuero contra Andrés Manuel López Obrador que intentó el gobierno del presidente panista Vicente Fox, se deja a un lado a los ex gobernadores que han dañado seriamente a las finanzas estatales.

En este sentido habría que recordar que de acuerdo a las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, de 2012 a 2016, 28 priistas han gobernado o siguen gestionando 22 estados del país. Durante ese período han dejado pendiente de solventar hasta enero de 2018 más de 140 mil millones de pesos recibidos, tanto de gasto programable como de participaciones.

Dicha cantidad de dinero equivale al 31 por ciento más del presupuesto de este año destinado a la Sedesol o el 15 por ciento más de lo destinado para la Secretaría de Salud.

Lo peor es que, de todos los gobernadores implicados, solo el de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, está preso. El resto de los ex mandatarios, lejos de estar bajo proceso por parte de la PGR, están en algún cargo político, escondidos o en un cargo público como el ex gobernador de Zacatecas.

Esta es la justicia mexicana: “A los amigos, justicia y gracia…A los enemigos, la Ley a secas”.

Seguir leyendo

La mirada y la palabra

La mirada y la palabra: México, país de contrastes

Redacción

Publicado

en

En menos de cinco años tres directores mexicanos de cine han triunfado en la meca del cine internacional.

Estos tres directores han ganado la estatuilla del Oscar como mejores directores en cuatro ocasiones:

La noche de este domingo el jalisciense Guillermo del Toro obtuvo dos estatuillas: Mejor película y mejor director, en la entrega de una noche memorable para el talento mexicano en el máximo foro de la industria del entretenimiento.

El mexicano Alejandro González Iñárritu ganó el Oscar en 2015 con el filme Birdman y en el año 2016 lo haría nuevamente con El Renacido.

Alfonso Cuarón lograría la máxima presea la noche de entrega de los oscares en el año 2014 con la película Gravedad.

Estos tres talentosos cineastas mexicanos triunfan en Hollywood y son un ejemplo de que el éxito no tiene fronteras.

Así como ahora nos sentimos orgullosos del éxito de estos cineastas, quienes llevan nuestra cultura, nuestro idioma y costumbres más allá de nuestras fronteras, al igual que lo han hecho muchos artistas, científicos, creadores, chefs, economistas, trabajadores, deportistas, empresarios y migrantes, vemos los grandes contrastes en nuestro país.

Contradictoriamente los mexicanos vemos el éxito como algo ajeno, inmerecido o inalcanzable.

Y no es así.

Estos tres amigos que bajo ese título protagonizan la edición de un libro sobre su cine trasnacional, no son los únicos mexicanos que han triunfado en Hollywood, también lo han hecho en fotografía Emmanuel Lubezki, quien tiene tres oscares y el diseñador de producción Eugenio Caballero.

Los mexicanos debemos creernos que tenemos tanta capacidad como cualquier otro ciudadano del mundo.

Dejar los complejos ancestrales no es tarea fácil para un pueblo que ha

luchado toda su vida contra las adversidades, pero en especial, que sigue en la búsqueda de nuevos líderes que encaucen ese talento y forma de ser que nos caracteriza y que nos hace únicos en el mundo.

Compartamos el éxito y dejemos de lado los complejos y el canibalismo de las redes sociales, sobre todo cuando alguien logra alcanzar la cima del triunfo.

Seguir leyendo

La mirada y la palabra

La mirada y la palabra: El fuero y la simulación

Redacción

Publicado

en

La LXII legislatura del congreso del estado de Zacatecas en su breve período ha caído en numerosos errores y fallas que a la postre, no solo mermarán la ya dañada imagen del Poder Legislativo, sino que trascenderá como una de las más improductivas e incapaces.

Un ejemplo de lo anterior lo escenifica la iniciativa de reforma para modificar el fuero constitucional de los legisladores y servidores públicos zacatecanos, tema que ha levantado una fuerte polémica no solo al interior del recinto legislativo sino al exterior, en donde cada vez es más creciente la falta de confianza entre los diputados y diputadas.

El martes pasado la legisladora priista Norma Castorena Berrelleza leyó en tribuna  una iniciativa para reformar el fuero constitucional, pero tanto el contenido como el proceso parlamentario para su análisis, discusión y en su caso aprobación, están plagado de inconsistencias jurídicas, procedimentales y políticas.

En primer lugar la fracción parlamentaria del Revolucionario Institucional desestimó las iniciativas del diputado de Morena, Luis Medina Lizalde y de la legisladora Iris Aguirre Borrego, quienes presentaron hace varias semanas una propuesta para eliminar el fuero constitucional.

Arropado en la mayoría parlamentaria y en su control de la mesa directiva del  mes de junio que encabeza la diputada priista, Patricia Hernández Vaca, la fracción parlamentaria del tricolor cometió el error de enviar dicha iniciativa a tres comisiones, la de Puntos Constitucionales, de Seguridad y de la Función Pública, cuando en realidad por su carácter y atribución, la única comisión que puede conocer de la iniciativa para emitir un dictamen es la de Puntos Constitucionales.

La propuesta de reforma priista solo acota el fuero pero mantiene su esencia y protección para políticos y funcionarios y en especial, para el gobernador en turno, en tanto que la iniciativa de reforma de los diputados de oposición lo elimina plenamente.

El PRI manipula y utiliza su mayoría para intentar mostrar un rostro reformista que atenúe los actos de corrupción de muchos de sus militantes y ex gobernadores, pero no va al fondo.

Para el PRI eliminar completamente el foro sería darse un disparo en el pie.

La otra iniciativa con la pretende simular solidaridad con el gremio periodístico es la que presentó la semana pasada el diputado del Partido Verde Ecologista de México, Alberto Zamarripa Sandoval, mediante la cual se pretende dar protección a los periodistas zacatecanos.

Pero primero la presenta y después dice que hará una auscultación entre los periodistas zacatecanos y cuando debe leerla en tribuna, se niega a hacerlo porque no ha hecho la tarea o bien, porque el gobernador enviará otra en los próximos días.

El resultado, seguramente será el mismo: simular, engañar, manipular, es la esencia del sistema gobernante.

Seguir leyendo
Publicidad

Ruta Electoral 2018

Publicidad
Publicidad

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Publicidad

Lo más visto