Entretenimiento

Bill Cosby enfrenta juicio por abusos sexuales

El cómico Bill Cosby, icono de la cultura popular de EE.UU., se sentó en el banquillo para ser juzgado por primera vez por delitos de agresión sexual en el caso de la canadiense Andrea Constand, una de las más de 60 mujeres que han denunciado al actor.

La leyenda televisiva, de 79 años, se mantuvo en silencio durante la primera vista del juicio, que comenzó este lunes y se celebra entre una gran expectación mediática y fuertes medidas de seguridad en un tribunal de Norristown, a las afueras de Filadelfia (Pensilvania).

El juicio, que durará unas dos semanas, se centra en la figura de Constand, una mujer que sostiene que una noche a principios de 2004 el artista la invitó a su mansión de la localidad de Cheltenham (Pensilvania) y le dio unas pastillas que la marearon, le nublaron la vista y permitieron que el comediante abusara de ella.

Está previsto que Constand, de 44 años, testifique en el juicio, aunque se desconoce cuándo la llamará a declarar la Fiscalía.

Quien sí habló fue una mujer conocida por el alias de “Kacey”, quien asegura que en 1996 el artista la invitó a un hotel en Los Ángeles (California) para drogarla, inmovilizarla y posteriormente abusar de ella, una dinámica que denunció Constand y que han asegurado haber sufrido decenas de mujeres.

Cosby, quien está casi ciego, se ha acogido a su derecho a no declarar durante el juicio, aunque es previsible que la Fiscalía use contra él un testimonio que prestó en 2005 ante la Policía y en el que reconocía que había usado unos sedantes para dormir a las mujeres y poder acostarse con ellas.

Las denuncias de abusos que pesan sobre Cosby se remontan a la década de 1960 y son demasiado antiguas para ser objeto de persecución penal, por lo que los fiscales creen que el caso de Constand puede ser crucial para probar las agresiones sexuales que supuestamente sufrieron decenas de mujeres durante años.

Constand denunció a Cosby en 2005, pero el actor alcanzó un acuerdo con la Fiscalía de Pensilvania para indemnizar a la mujer por la vía civil y evitar un proceso criminal contra él.

No obstante, las denuncias públicas de decenas de mujeres y la desclasificación del testimonio que prestó el actor en 2005 permitió reabrir el caso.

Volver