Conéctate

Código Político

Código Político: Elección extraordinaria

Publicado

en

Por Juan Gómez (@juangomezac

Director General de Pórtico Online

No hubo sorpresas en el registro de candidatos a la elección extraordinaria en la capital del estado. Los mismos contendientes volvieron a postularse con dos ingredientes novedosos: el Partido del Trabajos se suma a la alianza PRD-PAN y se incorpora la candidata independiente Emilia Pesci Martínez, luego de deponer en los tribunales electorales federales la negativa legaloide que pretendía cerrarle el paso.

No hay sorpresas. Las mismas caras contenderán por la capital del estado, pero sin un invitado que decidió unilateralmente, autoritariamente, dirían algunos militantes de esa organización que ganó la presidencia municipal en el pasado proceso electoral ordinario del 5 de julio pasado.

El Movimiento de Renovación Nacional (Morena) no contiende, no registró candidata por orden de su líder máximo, Andrés Manuel López Obrador. El argumento: son los mismos ladrones que les robaron el triunfo. Así de simple.

Esta decisión causó una honda división al interior de este partido de reciente creación en Zacatecas, sobre todo en una expresión joven que no había profesado militancia alguna y en priistas que arribaron hace apenas algunos meses de la mano de la corrientemonrealista.

Son las mismas caras que contienden pero también las mismas traiciones políticas que en Zacatecas aparecieron en el pasado proceso electoral, de la mano de la dirigencia perredista a cargo de Arturo Ortiz Méndez.

En la alianza pasada que postuló a Rafael Flores Mendoza, Ortiz Méndez pretendió hasta el último momento de registro imponer al ahora expulsado priista, Pedro de León Mojarro. No lo logró.

Flores Mendoza se impuso por la vía legal y con la aprobación de los tribunales electorales estatales y federales, pero esa especie de “pecado político” no se lo perdonó la dirigencia nacional que ostentaba en ese momento Agustín Basave y menos aún el líder estatal perredista, Arturo Ortiz Méndez.

Hoy se vive la misma historia pero con candidata panista, ante ayuno de cuadros perredistas que puedan ofrecer una mejor oferta electoral a los capitalinos zacatecanos.

En un acto de desesperación el dirigente del perredé estatal inventó la “precandidatura” de la ex gobernadora Amalia García Medina. Lo filtró en algunos medios y después, en una entrevista radiofónica justificó que la dirigente nacional de su partido, Alejandra Barrales, contemplaba esa posibilidad. Falso.

Después de largas horas de esquivar la integración de la planilla contendiente y de esconderse, Ortiz Méndez no se presentó al registro de la candidata de la alianza que integra con el blanquiazul y el Partido del Trabajo, Guadalupe Medina Padilla. Argumentó un dolor en la garganta.

En el fondo lo que se pretendía era bloquear, inhibir la alianza con Acción Nacional para dejar el paso libre a la campaña priista.

La misma estrategia, los mismos “arreglos” y los mismos intereses. Nada cambió en el escenario de las traiciones electorales en Zacatecas.

Las condiciones en el PRI tampoco se han modificado del todo. Inició un proceso de selección de candidata pero la dirigencia se encontró con una realidad: atraviesan por una escasez de cuadros políticos con buena oferta electoral.

El actual dirigente estatal Roberto Luévano Ruiz no pudo cambiar de yegua a la mitad del río, pese a la negativa inicial de Judit Guerrero López para contender nuevamente, debido a que careció del apoyo de Miguel Alonso Reyes, quien le impuso a su hermana Lucía de candidata por el Primer Distrito Electoral local con cabecera en la capital. Ese acompañamiento contribuyó también a la derrota priista.

Su coordinadora de Campaña, la actual diputada federal Claudia Anaya Mota, tampoco hizo mucho para que se lograra el triunfo, de ahí que Judit Guerrero López, con todo y su larga trayectoria y formación política, sucumbiera al triunfo de Morena.

En el priismo de viejo cuño zacatecano se especula que se pretende cerrar la vía electoral a esta política zacatecana que representa a uno de los cuadros más completos del priismo local.

En medio de este ambiente adverso el dirigente estatal priista, Roberto Luévano Ruiz, tomó la decisión de llevar nuevamente a la contienda electoral extraordinaria a Guerrero López, en un escenario retador. Confía en la estructura y en la disciplina partidaria.

Este es el contexto en el que el gobernador Alejandro Tello Cristerna enfrenta este proceso electoral extraordinario, en el que se pone a prueba la viabilidad política de un partido que lo llevó al poder pero que enfrenta dos escenarios que le son plenamente adversos:

Una incipiente administración que carece de recursos económicos y que enfrenta serios problemas para pagar la nómina magisterial a la que se agrega una administración financiera en crisis en la Universidad Autónoma de Zacatecas, en donde se perfilan paros y movilizaciones por parte de su sindicato que iniciará una lucha por las reivindicaciones salariales y de prestaciones laborales.

Y por otro lado un electorado crítico al partido en el poder por sus malos gobiernos en la capital zacatecana, que le dio un voto de castigo hace unas cuantas semanas.

¿A dónde se irá ese electorado lastimado por la nulidad de la elección que impulsó el PRI?

El gobernador Tello ha dicho abiertamente que respetará el resultado de los comicios extraordinarios, y que no tendrá problema con admitir un triunfo de la oposición, lo que habla de un criterio demócrata y ciudadano.

Sin embargo la cercanía de la sucesión presidencial y la debilidad que registra la imagen priista y del presidente Enrique Peña Nieto, le obligan a defender con todo una de las pocas plazas que retuvo el Revolucionario Institucional en la elección de julio pasado, que podrían marcar el derrotero de la elección del 2018.

Si el gobernador Tello no logra el triunfo electoral en la capital del estado, tendría un escenario poco saludable política y financiero en el período de la transición presidencial.

Al tiempo.

Comenta con Facebook

Soy Omar Reyes. Ingeniero y comunicador. Experto divulgador de las TIC's. Apasionado por la música y la ciencia. Sígueme en @PorticoOnline

Código Político

Código Político: El gobernador, bajo observación

Publicado

en

Por Juan Gómez (@juangomezac)
Director general de Pórtico Online

A principios de año el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, fue intervenido quirúrgicamente, debido a un agudo problema renal que le aquejaba, noticia que no inquietó mucho en el ámbito social y político en el estado.

El mandatario estatal fue operado y se reincorporó de inmediato a las actividades. Al siguiente día recibió en su casa a empresarios asiáticos que tienen interés en invertir en Zacatecas y prácticamente continuó sus actividades públicas.

Sin embargo 40 días después sorpresivamente la Coordinación de Comunicación Social dio a conocer un comunicado breve, pero inquietante:

“Este fin de semana, al Gobernador Alejandro Tello, se le realizó una valoración médica y una serie de estudios de laboratorio e imagen para diagnosticar una complicación renal aguda, derivada de la litiasis renal presentada a principios de año.

Por lo que se le iniciará el manejo médico y reposo respectivo”.

El Gobernador, Alejandro Tello, se encuentra bien y a la espera de resultados de los estudios que se le realizaron”.

Alejandro Tello ha tenido problemas renales desde su adolescencia, derivado de la ingesta de productos lácteos, problema que se ha agudizado en estos momentos y por ello, fue intervenido el 8 de enero pasado.

Sin embargo las molestias no han cedido a pesar de la extracción quirúrgica de los cálculos renales, lo que motivó la realización de estudios clínicos para, una vez conocido el resultado, definir un diagnóstico que propicie un tratamiento para el control o erradicación del padecimiento.

El gobernador Alejandro Tello decidió hacer público no solo la operación clínica a la que se sometió sino también, la realización de estudios médicos de los que dependerá el tratamiento al que se someterá en los próximos días.

Alejandro Tello Cristerna nació el 30 de mayo de 1971 y su familia, amigos y colaboradores lo consideran un hombre fuerte, que podrá superar la etapa de salud en la que se encuentra.

Lo que inquietó en las redes sociales, sobre todo, fue la publicación que hizo el sábado en su cuenta personal de Facebook su esposa, la doctora Cristina Rodríguez Pacheco, pues el tono de súplica de la publicación, convocaba a la sociedad zacatecana en general, a orar por la salud del mandatario.

Así publicó textualmente la presidenta honorífica del DIF:

“Humildemente les pido, les suplico una oración por la salud de mi esposo, DIOS todo me lo ha dado, el milagro de la sanacion de mi sobrino, la mia, he sido testigo de tantos milagros, por ello siempre dirijo a él todas mis súplicas, sin él no soy nada.

Alex necesita de sus oraciones, humildemente les suplico nos ayuden para ser escuchados por DIOS. Él está presentando una complicación renal aguda secundaria al manejo de la litiasis renal, tenemos fe en su recuperación. Hoy a iniciado su manejo.

DIOS es TAN grande que multiplicará sus oraciones en bendiciones para su familia”.

El llamado a la oración fue lo que encendió las redes sociales que de inmediato empezaron a cuestionar la salud del mandatario estatal, pero sobre todo, desataron críticas ácidas en contra del Ejecutivo del estado.

Lo anterior provoca la refexión en el sentido de la imagen del gobernador en el ámbito social, puesto que un sector de la población aprovecha el momento, la coyuntura del padecimiento, para denostar al gobernador, lo que debe ser un primer punto de análisis de sus asesores en materia de comunicación social y del manejo de las redes sociales.

Pero lo otro también tiene que ver con el manejo de las redes sociales de la presidenta honorífica del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (Sedif), puesto que la conducción unipersonal de la red social, está desatando una gran controversia que en nada contribuye al manejo de la imagen gubernamental.

Se ignora si existe alguna asesoría que oriente la publicación de los comentarios de la presidenta honorífica del DIF estatal, pero por lo que se aprecia, las publicaciones no contribuyen a la construcción de una imagen positiva de la administración estatal.

Existen –y cualquier persona con sentido común lo puede apreciar- dos tipos de manejo de una red social: la personal y la institucional. Pero no se puede involucrar, mezclar y menos confundir, el manejo de una u otra.

La presidenta del DIF en este momento es una persona pública y lo que haga o deje de hacer, abonará o contribuirá al fortalecimiento o debilitamiento de la imagen del gobernador, lo cual significa que se debe tener un cuidado y atención profesional al contenido de lo que se publique en una red social.

Los medios de comunicación están atentos a los contenidos de los personajes públicos, a sus acciones, declaraciones y sobre todo, a las publicaciones que realizan en medios tradicionales o en redes sociales; es parte de su trabajo y función, porque todo lo que deriva de los actos de gobierno es parte del interés de la sociedad, sin que ello configure en una invasión a la intimidad.

Pero deduzco que nadie le ha dado una asesoría correcta a la administración gubernamental, lo que le ha generado una serie de controversias que contribuyen al desgaste en el ejercicio de la función pública y política.

Argumentar que “es mi punto de vista” o “mi forma de pensar” es una debilidad que es capitalizada por los contrarios políticos que siempre buscarán algún instrumento para debilitar al gobierno en turno o bien, es una oportunidad para aquellos que en las redes sociales ejercen el “deporte” de burlarse de cualquier tipo de autoridad o del gobierno en general.

Lo que es un hecho es que el gobernador, su esposa y todos sus colaboradores, están bajo la observación de una sociedad cada vez más crítica y cuestionadora.

¿Cuál es en realidad el estado de salud del gobernador?

Al tiempo.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Código Político

Código Político: AMLO en Zacatecas

Publicado

en

Por Juan Gómez (@juangomezac)
Director general de Pórtico Online

Un día antes de que culminara el período de precampañas electorales, Andrés Manuel López Obrador llegó a Zacatecas, en donde nuevamente mostró la capacidad de movilización popular que tiene en este enclave del centro norte del país, en el que el Monrealismo se niega a morir, pero donde también es evidente la fragmentación de la izquierda que gobernó a este estado durante dos sexenios (1998-2004 y 2004-2010).

Zacatecas ha sido en cierta manera una especie de laboratorio político en donde la alternancia ha caracterizado la forma de gobierno en esta entidad federativa, pero también muestra la falta de solidez en las administraciones públicas y la ausencia de una clase política madura que proporcione estabilidad y desarrollo.

El líder y fundador de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) llegó por enésima vez a territorio zacatecano, al que ha recorrido en distintas ocasiones acompañado en algunas veces por el ex gobernador Ricardo Monreal y en las más recientes, por el hermano de este, el senador David Monreal Ávila.

La movilización realizada el pasado sábado seguramente será el factótum clave en la negociación de posiciones electorales, en donde la habilidad del ex mandatario estatal pretenderá impulsar a sus cuadros políticos, pero en esta ocasión se enfrenta a una oposición interna que está en desacuerdo en los métodos de control que impone el ex delegado de la Cuauhtémoc.

La movilización de este fin de semana contrasta con la débil alianza electoral que presenta Morena con el Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social (PES), en la que además, no se han consolidado los acuerdos para la postulación de candidaturas federales y locales que contiendan a partir del 30 de marzo, cuando inicien formalmente las campañas.

El período de registros ya culminó este fin de semana y ahora viene la consolidación de los registros de candidaturas, pero en la alianza Juntos Haremos Historia en Zacatecas, aún no se ve con claridad a los candidatos y candidatas que contenderán.

Dos botones de muestra están a la vista: el primero es la presión que ejerce la actual diputada petista Geovanna Bañuelos de la Torre, quien apoyada por la dirigencia de su partido pretende echar por tierra los acuerdos de Morena en la Ciudad de México, en donde se designó a la ex candidata a la presidencia municipal de Zacatecas, Soledad Luévano Cantú, como precandidata al Senado.

Cabe recordar que a Soledad Luévano en la elección de 2016 se le anuló el triunfo en la capital del estado y después, se le impuso la negativa para volver a contender, lo que favoreció el triunfo del PRI en el municipio de Zacatecas.

El segundo botón de muestra es la aprobación del nuevo partido estatal “Movimiento Dignidad Zacatecas A.C.” que el pasado 28 de enero obtuvo su registro en el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ) y cuyo primer dirigente es Edgar Salvador Rivera Cornejo, un ex líder de la CNC (Confederación Nacional Campesina) priista que migró a Morena cobijado por el Monrealismo, pero que ahora blandea un nuevo instrumento político electoral con carácter local.

En este contexto se inscribe también la lucha por el control de Morena en el actúa el diputado Luis Medina Lizalde, coordinador de la fracción parlamentaria en la LXII legislatura zacatecana, ex dirigente del PRD y diputado federal durante la administración del entonces gobernador, Ricardo Monreal Ávila.

Medina Lizalde encabeza una corriente política más identificada con el progresismo escindido del PRD, pero con una trayectoria de trabajo en la izquierda zacatecana que se ubica en las movilizaciones a favor de campesinos y la lucha por la tierra, pero también en los inicios de la apertura política y los inicios del Partido Mexicano de los Trabajadores.

Difícil alianza de Morena en Zacatecas con el Partido Encuentro Social, un partido que solo ha crecido al amparo popular de algunos personajes como el líder de la Banda Jerez, Marco Flores, quien como candidato al gobierno del estado en la contienda electoral del 2016 obtuvo 53, 384 votos, cantidad similar a la captación electoral del PAN y PRD, cuyo candidato, Rafael Flores Mendoza recibió 57,292 votos.

En esta ocasión el cantante de la exitosa banda jerezana pretende una curul federal en la alianza del PES con Morena y PT, lo que complica la ya difícil selección de candidatos en la que por cierto, el ex precandidato a la capital del estado, Cuauhtémoc Calderón Galván, rechazó la eventual postulación de esta alianza para regresar al Partido Verde, de donde había sido expulsado Ipso facto en el proceso del 2016 por criticar de corrupta a la administración del ex gobernador Miguel Alonso Reyes.

Es importante recordar que en las elecciones del 2016 el candidato a la gubernatura postulado por Morena, David Monreal Ávila, captó 180 mil 575 votos, lo que le colocó como la segunda fuerza política en el estado en su primera contienda electoral en Zacatecas.

¿Servirá la tómbola para solucionar los problemas de candidaturas durante el mes de marzo de la alianza Juntos Haremos Historia?

Al tiempo

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Código Político

Código Político: Unos van, otros se quedan y algunos regresan

Redacción

Publicado

en

Por Juan Gómez (@juangomezac)
Director general de Pórtico Online.

En una ruta electoral en la que prácticamente irá solo en Zacatecas, el PRI está soltando su mejor baraja, aspirantes que nuevamente saldrán a tratar de convencer a la ciudadanía pero con escasos resultados y con liderazgos que no muestran fortaleza ni identidad social.

Si en el Revolucionario Institucional se presentan propuestas que no garantizan la seguridad de un triunfo electoral en los comicios de este año, en la oposición no se muestran, por el momento, perfiles electorales que garanticen un triunfo en la contienda democrática próxima.

Este fin de semana los ex legisladores Carlos Peña Badillo y Norma Angélica Castorena Berrelleza, se preregistraron por los distritos federales 3 y 1 respectivamente, mientras que el dirigente estatal priista, Roberto Luévano Ruiz lo hizo por el cuarto distrito electoral con cabecera en Guadalupe, municipio al que gobernó de 2013 a 2016.

Luévano Ruiz capitalizó muy bien su período como alcalde de Guadalupe, Zac., y después generó una estructura territorial en la mayoría de los 58 municipios del estado, al renovar los comités municipales del tricolor, factor que le será de apoyo en la contienda.

Pero quien no ha logrado superar el desgaste que le generó el trabajo al frente de la alcaldía zacatecana, es el actual diputado Carlos Peña Badillo, una pieza incondicional del ex mandatario Miguel Alonso Reyes.

Por otro lado la diputada Norma Angélica Castorena Berrelleza, dirigente del Sindicato del sector Salud zacatecano, ha crecido en su trabajo parlamentario y social en Fresnillo, pero el problema que enfrentará en esa demarcación es el pésimo trabajo realizado por el actual alcalde priista, José Haro de la Torre.

En donde el tema está candente es en la decisión que tomará el dirigente nacional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Carlos Puente Salas, para elegir a la segunda fórmula para el senado de la república en Zacatecas, en donde lo que está claro es que en la firma del convenio de coalición con el PRI, el ex gobernador Miguel Alonso Reyes queda fuera de una eventual postulación.

Pero en esta posición el PVEM ha abierto la baraja e incorporado perfiles empresariales zacatecanos, entre los que destacan los de José Aguirre y Eduardo López Muñoz. El primero es un prominente hombre de negocios de la construcción y de Medios de Comunicación y el segundo, junto con su familia poseen una importante cadena de gasolineras, agencias de autos y viñedos que producen un exitoso vino de mesa.

Pero no son los únicos. En la fase de negociación que se lleva a cabo en la CdMx también está sobre la mesa la propuesta del secretario de Finanzas (Sefin), Jorge Miranda Castro, para la candidatura al senado y Adolfo “Fito” Bonilla Gómez, Secretario del Campo (Secampo)quienes entran también en la puja por la postulación. No está fácil la decisión.

Sin embargo el actual Secretario del Campo aguarda los tiempos de las definiciones para el próximo mes, luego de que ya sostuvo una reunión con la cúpula nacional del Verde.

Pero en donde el PVEM-PRI podría tener problemas es con la postulación de Cuauhtémoc Calderón en la precandidatura por la capital del estado, debido a que el ahora aspirante a gobernar nuevamente el municipio de Zacatecas, se precipitó al aceptar públicamente en primera instancia la postulación del Partido Encuentro Social (PES) en coalición con Morena y Partido del Trabajo, pero este fin de semana sorprendió a todos al ser presentado como candidato del Verde.

Calderón Galván gobernó la bizarra capital del estado con las siglas del Partido Acción Nacional, pero se confrontó con el grupo dominante de ese partido –“La sagrada familia”- y se fue al PVEM que lo hizo diputado y coordinador de la fracción parlamentaria de la LXI legislatura, pero las viejas rencillas electorales con Miguel Alonso Reyes no le permitieron concluir el apoyo que inicialmente dio en su campaña a la actual alcaldesa capitalina Judit Guerrero y migró a Morena.

Al despreciar la candidatura del PES y a la coalición con el PT y Morena, ahora Cuauhtémoc Calderón tendrá que cargar con los negativos del PRI en la capital del estado y remar en contra no solo de una oposición, que se esforzará por demostrarle que se equivocó, sino de una ciudadanía que no quiere que el PRI gobierne en la capital.

En Guadalupe Enrique Flores entra con un buen posicionamiento de gobierno municipal por la reelección bajo las siglas del Revolucionario Institucional, en tanto que Silverio López Jr. busca consolidar una candidatura por Movimiento Ciudadano y Carlos Salmón Buenrostro por la coalición de Morena con PT y PES.

Por otro lado en el Segundo Distrito Electoral con cabecera en Jerez, Zac., el Verde apuntala a la actual diputada Julia Olguín Serna, para que dispute la candidatura por dicho partido, aunque el mejor escenario sería fortalecer una alianza con el tricolor, debido a que por un lado es la demarcación electoral más grande al abarcar 27 municipios y por otro, la coalición PAN, PRD Movimiento Ciudadano ya prepara la postulación del ex alcalde de Santa María de la Paz y ex diputado panista, Mario Cervantes, quien tiene una fuerte presencia distrital.

Esto es parte del escenario que se integra en esta etapa preelectoral del proceso electoral 2018, aunque falta incorporar en el análisis mayores detalles y postulaciones que están pendiente no solo en los partidos con registro nacional, sino en los locales como los partidos “Paz para Desarrollar Zacatecas” y “Movimiento Dignidad”, de lo que nos ocuparemos en otra colaboración.

¿La fragmentación de partidos y la aparición de otros fortalecerá la democracia y estimulará la participación de los ciudadanos? ¿En qué sentido?

Al tiempo.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Publicidad

Lo más visto