Conéctate

Internacional

Muere el fiscal que acusó a Cristina Fernández de encubrir a Irán

Publicado

en

20150119 Alberto Nisman

El fiscal argentino Alberto Nisman, que denunció a la presidenta, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de Irán en un atentado contra una mutual judía, fue hallado muerto en su vivienda de Buenos Aires en circunstancias aún por aclarar, informaron fuentes judiciales.

Nisman, el fiscal de la causa por el atentado con la mutual judía AMIA, fue encontrado muerto en su departamento del barrio porteño de Puerto Madero, confirmaron fuentes judiciales.

Según medios locales, el cadáver fue hallado en el baño de su departamento con un disparo en la cabeza.

El cuerpo de Nisman fue descubierto apenas unas horas antes de su comparecencia prevista para hoy ante el Congreso para detallar la denuncia que alcanza a Fernández y a varios de sus colaboradores por el supuesto encubrimiento de los presuntos autores del atentado contra la AMIA que causó 85 muertos y más de 300 heridos en 1994.

La diputada opositora Patricia Bullrich, una de las primeras en acercarse a la vivienda de Nisman tras conocer su muerte, explicó a medios de prensa que el fiscal le había revelado que había sido amenazado y que incluso había transmitido su preocupación a la Fiscalía General para que reforzaran su custodia.

“Un fiscal muerto antes de dar un informe al Congreso en una causa donde hay terrorismo internacional me parece de una enorme gravedad”, agregó Bullrich.

Alberto Nisman se había convertido en el centro de atención política en los últimos días tras denunciar a la presidenta y a varios de sus colaboradores, entre ellos el canciller, Héctor Timerman, por los delitos de “encubrimiento agravado, incumplimiento de deber de funcionario público y estorbo del acto funcional”.

La denuncia, basada en escuchas telefónicas, alcanza también al diputado oficialista Andrés Larroque, los militantes Luis D’Elia y Fernando Esteche, personal de la secretaría de Inteligencia de la Presidencia argentina, el exfiscal federal y exjuez de instrucción Héctor Yrimia y el referente comunitario iraní Jorge “Yussuf” Khalil.

Nisman contaba con grabaciones de conversaciones telefónicas entre las autoridades iraníes y agentes de inteligencia y mediadores argentinos que, según el fiscal, demostrarían que Argentina suscribió un acuerdo con Irán que implicaría el encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de impulsar el comercio bilateral y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en el país suramericano.

La oposición esperaba conocer hoy nuevos detalles durante la comparecencia de Nisman en el Congreso, mientras el gobierno se apresuró a cerrar filas en defensa de Cristina Fernández, y acusó al fiscal de mentir y de dejarse arrastrar por conflictos internos en la Secretaría de Inteligencia.

El atentado contra la AMIA causó 85 muertos y 300 heridos el 18 de julio de 1994, dos años después de que una bomba explotara frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y ocasionara 29 víctimas mortales.

La investigación y la comunidad judía atribuyen a Irán y a la organización Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.

Alberto Nisman, un fiscal muerto antes de esclarecer el atentado contra AMIA

El fiscal argentino Natalio Alberto Nisman, hallado muerto hoy en su domicilio de Buenos Aires, dedicó los últimos once años de su vida a investigar el atentadocontra la mutual judía AMIA y la semana pasada denunció a la presidenta, Cristina Fernández, por el presunto encubrimiento de Irán en el ataque.

Nisman, de 51 años, adquirió experiencia como fiscal en los tribunales de la localidad bonaerense de Morón (unos 22 kilómetros al oeste de la capital) y participó entre 2001 y 2003 en el primer juicio de la causa por el ataque terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó la muerte de 85 personas en 1994 y redujo a escombros dicha sede.

Tanto la Justicia como la comunidad judía de Argentina responsabilizaron a Irán y a Hizbulá de ese atentado, en concreto al jefe del servicio exterior de ese grupo, Emad Mughniye.

Mughniye, que también figuraba entre los acusados por el ataque terrorista contra la embajada israelí en Buenos Aires en 1992 en el que murieron 29 personas, fue asesinado el 12 de febrero de 2008 en Damasco.

Profesor universitario de Derecho Penal y Procesal, Nisman se especializó como fiscal en terrorismo internacional, narcotráfico, lavado de dinero, fraudes al Estado, tráfico de armas y explosivos.

Pocos meses después de asumir el poder, el presidente Néstor Kirchner (2003-2007) le designó para investigar de forma exclusiva el atentado contra la AMIA, causa a la que se dedicó desde entonces.

En 2008, en el marco de la causa, solicitó la detención del expresidente Carlos Menem y del exjuez de la causa Juan José Galeano por presuntamente “alterar, obstruir e intentar neutralizar la investigación del atentado”.

Su alejamiento del Gobierno comenzó al trascender a raíz del polémico Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán para el esclarecimiento del atentado, que fue planeado a sus espaldas y firmado por autoridades de ambos países en enero de 2013.

Dos años después, Nisman no vaciló en denunciar penalmente a Fernández y al canciller, Héctor Timerman, por presuntamente “fabricar la inocencia” de los presuntos terroristas iraníes que perpetraron el ataque terrorista.

Consciente de la gravedad de su acusación, el fiscal contaba con una custodia policial de diez hombres y había denunciado en los últimos días haber recibido amenazas contra su persona.

Poco después de interponer la presentación judicial, Nisman compareció ante un grupo de periodistas visiblemente nervioso y afirmó que había advertido a su hija de que en los siguientes días iba a escuchar “cosas tremendas” sobre su persona.

El fiscal fue hallado muerto en su departamento del lujoso barrio porteño de Puerto Madero, horas antes de comparecer, a petición de la oposición, ante una comisión en el Congreso para dar detalles sobre las presuntas pruebas en su poder contra la mandataria argentina y el canciller.

Soy Omar Reyes. Ingeniero y comunicador. Experto divulgador de las TIC's. Apasionado por la música y la ciencia. Sígueme en @PorticoOnline

Internacional

Baja definitiva para militar que perdió símbolos presidenciales en Bolivia

Redacción

Publicado

en

El comando del ejército boliviano dio de baja definitiva al militar que perdió los símbolos presidenciales de Bolivia en una zona de prostíbulos, y que luego fueron devueltos por los ladrones, informó este viernes un comunicado oficial.

La medalla, una joya de oro y diamantes que data de la fundación de la República en 1825 y que originalmente perteneció al libertador Simón Bolívar, y una banda presidencial bordada con hilos de oro fueron robadas la noche del martes cuando su custodio, un militar, estaba en un prostíbulo.

“En cumplimiento a las leyes, reglamento y normativa militar en actual vigencia, se determinó la baja definitiva del Ejército del teniente de Caballería, Roberto Juan de Dios Ortíz Blanco”, señaló un comunicado del ejército.

Ortíz Blanco fue remitido también preventivamente a una cárcel de La Paz por orden de un juez a la espera de un proceso judicial por “incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y deterioro de la riqueza o patrimonio nacional”.

Como consecuencia colateral, los mandos militares también destituyeron y pasaron a reserva al general Alberto Mancilla, jefe de la unidad militar que custodia la casa presidencial y, a su vez, los símbolos patrios cuando salen de las bóvedas de seguridad del Banco Central.

Mancilla había encomendado a Ortíz Blanco el traslado de la medalla presidencial a Cochabamba donde debía lucirla el presidente Evo Morales en un desfile militar.

Según la policía los símbolos presidenciales salieron de las bóvedas del Banco Central el pasado 12 de julio y desde entonces se hallaba en poder de Ortíz Blanco.

La medalla y una banda presidencial bordada con hilos de oro fueron robadas la noche del martes cuando Ortíz Blanco estaba en un prostíbulo. Los ladrones, uno de nacionalidad peruana, actualmente detenido, devolvieron las piezas el miércoles, al dejarlas abandonadas en el atrio de una iglesia en el centro de La Paz.

Seguir leyendo

Internacional

Familia de Trump es amenazada con polvo blanco por correo

Redacción

Publicado

en

Eric Trump, el tercer hijo del presidente Donald Trump, denunció que él y todos los miembros de su familia fueron sometidos a amenazas, dijo este jueves al canal Fox News.

El empresario aseguró que su familia recibe “correspondencia” que contiene un polvo de origen desconocido. “Me amenazaron, mi familia fue amenazada (…) Todos recibimos en casa un polvo blanco”, dijo.

No es la primera vez que Eric Trump denuncia correo con contenido potencialmente peligroso. En marzo de 2016, también le llegó un paquete con amenazas y una sustancia blanca sospechosa que resultó ser inofensiva.

A principios de este año, el hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr., también recibió un sobre con polvo blanco y una nota con insultos. Su esposa Vanessa y otras dos personas que en aquel momento estaban en el apartamento que la pareja posee en Manhattan, Nueva York, fueron hospitalizadas por precaución. Después de la verificación del envío, se descubrió que el sobre contenía almidón de maíz.

Seguir leyendo

Internacional

Trump pide poner fin a “caza de brujas” en “trama rusa”

Redacción

Publicado

en

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó este miércoles al fiscal general, Jeff Sessions, a poner fin a la investigación de la llamada “trama rusa”, a la que volvió a referirse como una “fraudulenta caza de brujas” dirigida por un fiscal especial con “conflictos” de interés.

“Esta es una situación terrible y el fiscal general Jeff Sessions debería poner fin a esta fraudulenta caza de brujas ahora mismo, antes de que continúe mancillando a nuestro país”, escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.

Asimismo, Trump cargó contra el fiscal especial responsable de la investigación, Robert Mueller, quien es republicano y a quien acusó de ser rehén de un “conflicto” de intereses, aunque no precisó a qué se refería exactamente.

Por último, el presidente volvió a calificar al equipo que está llevando a cabo la investigación bajo supervisión de Mueller de ser “17 demócratas molestos que están haciendo su trabajo sucio (el del fiscal especial)”.

“¡Son una desgracia para Estados Unidos!”, escribió Trump al final de su tuit.

Según una investigación del diario The Washington Post, trece de los miembros del equipo de Mueller constan en los registros públicos como demócratas, mientras que los otros cuatros nunca han estado afiliados a ningún partido.

La Casa Blanca ha mantenido una tensa relación con Mueller desde que en mayo de 2017 el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, le puso al frente de las investigaciones que tratan de dilucidar una posible conjura entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin, con el objetivo de que el magnate consiguiera llegar al Despacho Oval.

De hecho, que fuera Rosenstein quien tomara esta decisión obedeció a que, desde un principio, el propio Sessions optó por inhibirse del proceso ante la posibilidad de que él mismo pudiera acabar siendo llamado a declarar como parte de la investigación, tal y como acabó ocurriendo.

Por este motivo, en realidad, Sessions no tiene la potestad de poner fin a la investigación, aunque sí podría despedir al fiscal general adjunto y contratar a uno nuevo que estuviera más dispuesto que Rosenstein a cerrar la investigación.

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Publicidad

Lo más visto